Inicio > Blog > SONRÍE

SONRÍE

25/11/2014

SONRÍE

Os quiero presentar a mi PRINCESA

Es una niña q nació bastante rellenita, cogió el pecho a la primera y era muy tragona. Solo tenía un pero; en casi todas las tomas vomitaba un poco o bastante, no se le dió importancia aunque si se vigilaba, ya q siempre se mantenía en lo alto de los perceptiles, hasta q alrededor de los dos meses, empezaron a salirle unos eccemas en la cara. Pensaron q era intoleracia a la lactosa, por lo q empecé a tomar leche de soja y no de vaca. Viendo q no remitía, decidieron hacerle una analítica y recibí esa llamada telefónica en la q no me quisieron explicar nada pero en la q insistían q fuera rapidamente a urgencias. 

Llegamos a Cruces por urgencias y la información iva llegando con cuentagotas hasta q al fin salió LEUCEMIA por sus bocas... No lo asumia... hasta q me abrieron una puerta y miré hacia arriba y leí... ONCOLOGÍA INFANTIL... Ahí fué cuando la realidad me abofeteó en toda la cara.

Y entonces, nos "mudamos" a la sexta planta de Cruces; el primer día, estuve en shock, sabía q tenian q hacrle mil pruebas: analíticas, placas, mas analíticas, colocarle vías... demasiadas cosas para alguien tan pequeñita q prácticamente no había salido del confort de los brazos de sus aitas, de una cuna o cochecito, q no le había dado tiempo a conocer todos los olores o colores, alguien q no conocía su entorno, alguien q tenía unos aitas a los q todavía no les había dado tiempo a hacerse a la idea d q por fin ya eran aitas... pero entonces lo ví claro, y pensé... VOY A APROVECHARME DE ESO Y LE VOY A DAR LA VUELTA EN POSITIVO. Lo importante era ella, su calidad de vida, en ese instante en el q se te pasa "de todo" por la cabeza, me mantuve fría, me daba igual si estabamos un mes o diez años, si superaba la enfermedad o la enfermedad la superaba a ella, solo me obsesionaba q entre una cosa y la otra, ella fuera feliz, y su corta edad nos ponía en ventaja en este sentido. Ella no iva a echar de menos a sus amigos, sus familiares, sus juguetes, el salir a la calle, su casa, su ikastola... nada, solo a sus aitas y eso ya lo tenía las 24h.

Me prohibí llorar en su presencia y a los demás por supuesto y a lo q no m tuve q obligar fué a SONREIR. Ella lo hacía continuamente, incluso en sus peores semanas, fué ella la q realmente nos ayudó a superar cada día y con una sonrisa en la cara, nosotros la veíamos bien, guapa, buen color, feliz... era perfecta para nosotros.

Fueron pasando los días y ya confirmaron q era LMA M0-1, LEUCEMIA MIELOIDE AGUDA, la cuál ya se había propagado por el sistema central nervioso también. Nos daban vacaciones de dos días cada mes y medio aproximadamente, el ingreso total fué de cuatro meses y aunque era invierno y teníamos q tener mas cuidado con los virus, los aprovechábamos al máximo. La verdad y aunque parezca raro, echando la vista atras, recuerdo cosas positivas, ratos divertidos y apenas, pena.

Aprendimos muchas cosas y no hablo del master de aprendiz d auxiliar de enfermería jejeje, hablo d la humanidad y de VIVIR LA VIDA, de darle todo el cariño y el amor que los cables, los guantes y las mascarillas nos permitían, que dos (Aita y Ama), son mas fuerte q uno, que la felicidad se contagía, y el sonreir, aunque empieces forzadamente te hace mantener una actitud positiva, y esa actitud, engaña a tu cerebro y eso hace q te sientas bien, "feliz", y q da igual donde estés si estás con las personas q quieres, y todo esto, es un GRAN MOTIVO por el q luchar.

La gente q ha pasado por esto o por cualquier enfermedad debastadora, sabe mas o menos como es; A mi niña le ponían 2h de quimio cada 12h durante 7dias repartidas n 4 ciclos de inducción, menos el último q era por boca (sonda) y mas suave q los anteriores, en esa primera semana lo llevaba bastante bien relativamente, luego venian los vómitos, las fiebres, malestar general... luego le seguían los "filetes" jejeje, me encantó esa manera q tenía el personal sanitario de llamar a las transfusiones de sangre o plaquetas, un par d veces necesitó parenteral de vitaminas minerales y demás, una intratecal y punción lumbar a las tres semanas de cada quimio, estuvo en la UCIP unos doce días, cuando todavía no te permitían quedarte toda la noche con ella, pasó por un ataque convulsivo el cual le dió a primera hora de la mñn y q si no me llego a levantar a mirarla (todavía no sé por qué lo hice) quizás no estaría escribiendo esta historia con final feliz, estuvo a punto de un fallo renal, etc... pero de todo salía vencedora.

Una de las cosas que para mí fué inolvidable de nuestro paso por la "sexta", fué pasar las navidades allí. Un montón de visitas! Q aunque mi pequeña no las apreciara por su corta edad (hablo de los bomberos, los payasos, olentzero, jugadores del athletic... y por supuesto familiares) solo el pensar en las caras de todos los niños mas mayores q estaban allí y de sus aitas viéndoles emocionados, nosotros ya éramos un poco mas felices, la pena era q nosotros estábamos siempre aislados en habitaciones individuales y no podíamos disfrutar de la compañía de nuestros vecinos. Y ver el dia de nochevieja, los fuegos artificiales desde el gran ventanal de la habitación con una copa de champán ... buff... una auténtica pasada. 

Con todo esto q os escribo desde lo mas profundo de mi corazón y con todo el respeto, no pretendo dar lecciones de vida ni de comportamiento ni de como tiene q asumir o llevar cada uno esta enfermedad horrible del KARRAMARRO, solo quiero transmitiros una bonita historía con final feliz q también las hay, q sé q muchos de los q estais leyendo esto habeis perdido a alguien por esta terrible enfermedad, pero pensar en lo que ell@s os transmitían no en lo q vosotros sentíais, sino en lo que ellos sentían y os querían hacer sentir, q nadie está libre de padecer esta enfermedad o de recaer en ella de nuevo, y no hay q sentir miedo por esto, NUNCA, la vida está para vivirla, no para intentar adivinar q pasará mañana o que haríais si esto pasara, no permitais que el KARRAMARRO domine vuestras vidas a través del miedo incluso sin existir en ellas.

Para mí hay tres cosas clave: ASUME, SONRÍE Y CARPE DIEM. 

Agradecer a los familiares y amigos, a los médicos, enfermeras, auxiliares, celadores e incluso personal de limpieza, a las personas desinteresadas y anónimas q por allí aparecían para alegrarnos el día a todos, porque sin todas estas personas nuestro estado físico y anímico no hubiera sido el mismo. Un abrazo enorme a todas las familias q por un motivo u otro han tenido contacto con esta enfermedad, LUCHAR!

( Anraizazu )

Etiquetas: sonrie

Pagina creada por www.copykiosko.com